Con más de 60 años de historia, inicia su andadura en 1.947 ,cuando el letrado D.Josep Vila i Grau, funda su despacho en el número 247 de la calle Aragón, junto a la Rambla de Cataluña, y comienza prestando sus servicios profesionales a familias del Ensanche barcelonés de los años 40.
Durante más de cincuenta años de ejercicio profesional, D. Josep Vila i Grau adquirió máximos valores, que imprimió a la segunda generación de Abogados, sus hijos Josep y Francesc, los cuales han perpetuado las formas aprendidas, basadas en el máximo rigor en el ejercicio profesional y una absoluta honestidad y entrega a las necesidades del cliente.
Esta actitud ha permitido fidelizar la prestación de servicios profesionales, como abogados de confianza, a varias generaciones.
En el año 2.000 se inaugura la nueva ubicación de Barcino Juridic, que mantiene intacta la esencia fundamental de los esquemas profesionales heredados, actualizándolos y ampliando de forma notable sus áreas de prestación de servicios.